miércoles, 17 de enero de 2018

Mis 10 mejores personajes masculinos del anime



Vacaciones, tiempo de estar al pedo para muchos y muchas. Por lo mismo, consumir series es un imperativo para matar los ratos de ocio. Sin nada mejor que se me ocurriese y tomando lo que acabo de decir al respecto, pensé: Bueno, bueno, ya que estamos hagamos una lista de mis personajes favoritos del anime. Algo pretensioso de mi parte ¡es casi imposible hacer una lista de eso! Tantos animes, tantos personajes característicos, tanto fandom dando vuelta. Pero bueno, qué importa, además, hace poco vi este hermoso video que conmemora los 100 años del Anime en Japón, lo que me inspiró a hacer este listado. Debo reconocer que no soy un gran OTAKU (igual que bien, uff), de hecho creo que he visto muy pocas seres de anime en mi vida en comparación a otro freekis, y actualmente casi ni veo las que están dando  en Japón, pero igual creo que tengo material para elaborar una modesta lista al respecto, para lo cual  establecí algunos criterios: 1.- No repetir personajes de un mismo anime. 2.- Que tengan un desarrollo narrativo interesante o al menos que sean relevantes para la trama en algún momento. 3.-Que tengan un diseño llamativo y estiloso. 4.- Y que obviamente me gusten por alguna razón personal que irán conociendo en detalle. Bien aquí van mis diez personajes masculinos favoritos del anime, después se vienen los femeninos, no se desesperen.


jueves, 11 de enero de 2018

Series para ver, volver a ver y pensárselo mejor antes de ver: Black Mirror season 4




Si en sus primeras dos temporadas Black Mirror proponía historias que incomodaban a quien las miraba, abriendo preguntas que atacaban directamente a nuestra forma de vida actual que se rige por la vorágine de la virtualidad y la tecnología, satirizando un presente que se disfrazaba de futuro distopico. En su cuarta temporada la serie de  Charlie Brooker se aleja de esa subversión y abraza con mayor voluntad la distensión (aunque siempre manteniendo su oscuridad característica) lo que trae consigo historias planas, con moralina, lugares comunes o absurdos empujones de trama, todo para lograr el beneplácito de la audiencia mayoritaria a los que generalmente se les mastica la trama para que se la traguen. La apuesta de esta nueva temporada ha cambiado bastante aquel tono enjuiciador de la serie en sus comienzos, algo que se previa por el estilo plañidero de algunos capítulo de su anterior temporada. Pero mejor vamos a revisar con qué nos encontramos en esta nueva colección de episodios de esta ya clásica antología de ¿ciencia ficción televisiva?

lunes, 8 de enero de 2018

El sacrilegio de "The last Jedi"




El peligroso fandom de Star Wars ha desatado su furia sobre el pobre Rian Johnson. Y es que no es chiste meterse con algo que para cientos es definitivamente una religión. Pero dejando de lado el quisquilloso sentido de calidad que tienen los fans con respecto a las productos de Star Wars, creo que vale la pena hablar en qué falló esta película, que en palabras de Homero Simpson sería "sacrilegiosa”.


El absurdo de la Heterofobia. O la arrogancia de imponer un camino “normal” en la vida.




Como bien sabemos internet es indómito y da para toda clase de opiniones, y en el contexto actual en donde se visibilizan más que nunca las luchas por la diversidad sexual llegamos a un punto en donde todo se recrudece y las posturas extremas comiencen a erguir conceptos que se tambalean por si mismos, pero que a la larga pueden llegar a convertirse en una realidad concreta. En ese sentido me llamo mucho la atención como desde el sector conservador (quiénes otros ¿si no?) han erguido el concepto de heterofobia como un arma  de lucha contra la diversidad sexual. ¿Qué sería la heterofobia? básicamente la actitud violenta de la comunidad LGBT+ ante quienes no estén de acuerdo con sus posturas. El discutible concepto salió de la boca del senador Chileno José Manuel Ossandón y para ponerlos en contexto deberían leer la entrevista en donde se refiere a esto, pero no les daré la lata y aquí hay un resumen al respecto. Si releemos las palabras del senador donde afirma que “No soy nada de homofóbico. Lo que pasa es que ellos son homohéteros” y luego aclara “Cualquier persona que no esté de acuerdo con ellos [con los homosexuales], es un enfermo. ¿Y por qué? Yo No tengo ninguna fobia ni rollo” podemos notar una estrategia de responsabilizar a las minorías sexuales de alterar el orden social porque si no exigieran derechos no habría clima de intolerancia. El axioma del senador es simple: Que los homosexuales sean homosexuales en sus casas, en su vida privada, pero en el entorno público, deben respetar los acuerdos de normatividad. Y si bien cada quien pueden opinar lo que quiera, es precisa rebatir un par de cosas al respecto ¿Qué es lo normal?; ¿Por qué luchar por dignificarse es pasar a llevar al otrx? ¿Puede la heterofobia construirse como algo real?  


jueves, 28 de diciembre de 2017

Despedida del 2017


Otro año se va. Gracias a todxs lo que han pasado por aquí a leer el blog de perra chica. Les deseo lo mejor para el próximo y blablabla. Actualmente estoy sin internet y realmente no sé cuándo volveré a tener así que por ahí se hace medio dificil postear con celeridad, pero a quién engaño, tampoco es que antes me la pasara posteando día x medio, tengo otras cosas que hacer, pajearme, comer, mirar el caminar depre de los transeuntes...

En todo caso este 2018 me gustaría hacerle un cambio al blog ya que cumple 6 años (en realidad son 5 años, si tomamos en cuenta que el primer año no hice prácticamente nada, pero shhh) y me parece una bonita cifra como para darle un aire renovado a este portal que tiene una plantilla de mierda de fondo. Como siempre todo dependerá de la disponibilidad de tiempo y los azares que me lleve la vida. Lo que sí les puedo garantizar es que el blog seguirá existiendo, no se preocupen, esto es algo que a la larga me ha mantenido bastante feliz de hacer. Sé que muchos post no estan a la altura, pero bueno se hace lo que se puede en este blog de variados temas en donde un día podemos estar hablando de feminismo, de la guerra en Siria y otro de Rick y Morty con Dragon Ball Super. En fin amigues todes. Nos leemos el proximo año en más y más post que el mundo pronto se va acabar. Y para cerrar definitivamente este año les comparto un poema (hace tiempo que no subo mis estupidos poemas) sobre mis profundos deseos de este año. Como verán lo que más deseo es cero pretensión y mantenerme en un comodo anonimato, en un valiente anonimato se podría decir. Que anden bien.


miércoles, 27 de diciembre de 2017

La apuesta definitiva: Blink 182 o Green Day




En abril del 2002 las dos bandas que más discos habían vendido dentro del movimiento Pop-punk se juntaron para realizar el llamado “Pop Disaster tour” Una seguidilla de conciertos durante dos meses que fue registrado por las cámaras de MTV para un programa de ese entonces llamado “MTV Diary” que buscaba contrastar la visión de la vida y la música de los integrantes de cada grupo. Los de Blink salen muy mal parados en este programa, se reflejan como músicos infravalorados, patéticos y jugando el rol del adolecente estúpido con el que se ganaron a los medios, frente a unos Green Day consolidados y maduros, pero que silenciosamente se estaban estancando en un sitio de confort demasiado complaciente que los haría ensombrecerse durante un par de años. Los de Blink eran la irreverencia hecha carne, mientras que los de Green Day la estabilidad en el panorama del punk rock de principios del 00’. A pesar de que ambas bandas representaron (y representan) un eslabón importante para una generación que supo encontrar en ellas una fuerza de expresión, eran evidentemente dos caminos distintos. A pesar de las odiosas comparaciones que tuvo que soportar Blink a principios de su carrera con respecto a Green Day, poniéndolos en un escenario de batalla que nunca pidieron, y aunque a la larga esa confrontación nunca se dio y sólo sirvió para fortalecer la oleada de bandas de ese estilo que surgieron por aquellos años y que tuvieron el apoyo de los medios (principalmente de MTV), siempre estuvo y estará esa duda personal para los que fuimos niñxs y adolecentes durante ese tiempo ¿prefieres a Green Day o a Blink 182? 

martes, 26 de diciembre de 2017

Videojuegos en soledad. ¿Conexión o desesperada evasión?



Los escenarios para las personas solitarias son múltiples: Leer un libro, ver televisión, cocinar, practicar alguna afición tonta como construir trenes a escala y así, cada quién tiene su forma de combatir ese agujero negro que la civilización moderna te empuja a evitar a toda costa. La soledad, algo visto casi como una perversión, una enfermedad, pero a fin de cuentas un proceso imposible de no atravesar. Se trata de un momento existencial que da miedo porque te obliga a encontrarte contigo y tus posibilidades de destino, sin chance de evasión. Resulta curioso, entonces, que para ciertas personas sean los videojuegos métodos efectivos para lograr una conexión personal ¿o será todo lo contrario?.